Aparatos de Gimnasia



Entrenamientos aparatos de gimnasia femenina para modelar la figura

Para lograr la figura perfecta y un cuerpo equilibrado y con buena salud, existen diferentes formas de entrenamientos con aparatos de gimnasia femenina que pueden ser de gran ayuda. Entre ellos se encuentran la gimnasia aeróbica y el pilates. Aquí nos concentraremos en explicar los beneficios de ambos tipos de gimnasia, conociendo los ejercicios que nos ayudarán a modelar la figura, perder grasa y fortalecer nuestros músculos.

El pilates es un sistema de entrenamiento físico creado por Joseph Pilates a principios del siglo XX en Alemania que se basa en los ejercicios de gimnasia aeróbica, de yoga y de otras disciplinas como la kinesiología. Esta combinación da como resultado una gimnasia de control del cuerpo y la mente. Es por esto que el pilates no sólo nos ayuda a tonificar y fortalecer los músculos y a modelar la figura, sino que también nos relaja y nos permite combatir problemas como el estrés.

Los beneficios de esta disciplina son increíbles y numerosos. El pilates, además, ayuda a corregir la postura, la respiración y a aumentar la flexibilidad gracias a los ejercicios de respiración y estiramiento, que nacen principalmente del yoga. También las personas ganas más movilidad y fortalecen las articulaciones, es por eso que es una gimnasia muy aconsejable para aquellas personas que sufrieron algún accidente y necesiten rehabilitación muscular.

Los aparatos de gimnasia femenina propios del pilates son las camillas con cuerdas, los pisos deslizantes, las mancuernas y pesas. Existen básicamente cuatro tipos de aparatos de pilates: el reformer, el barril, el trapecio y la silla. El reformer es una cama deslizante sobre la cual se pueden realizar distintos tipos de ejercicios. El barril es un aparato que se utiliza para estirar la columna. El trapecio es una especie de cama metálica que puede adaptarse a diferentes posiciones. La silla es una silla con pedales a la que se le puede regular el peso para ofrecer mayor o menor resistencia. También se realizan ejercicios con aros, bandas elásticas, bosus, pelotas, tablas de extensión y de saltos, cajón, etc.

Los ejercicios de pilates también los pueden realizar las embarazadas, pero generalmente aquellos que no requieren los aparatos de gimnasia femenina. Los ejercicios de pilates son muy suaves y para nada agresivos, por lo que la futura mamá puede entrenar los músculos del abdomen sin poner en riesgo su pancita. El entrenamiento de la zona abdominal antes, durante y después del embarazo es muy importante, ya que esto ayuda a que los tejidos de la panza se recuperen con más facilidad después del nacimiento, lo que evita que la panza quede floja o caiga.

Además de esta gimnasia, otro de los tipos de gimnasia más optado por las mujeres es la aeróbica. Los ejercicios de la gimnasia aeróbica, ya sea con o sin aparatos de gimnasia femenina, ayudan a quemar la grasa del cuerpo, regular el ritmo cardíaco y a desintoxicarnos. El combustible de los ejercicios aeróbicos son los ácidos grasos, y es por ello que al realizarlos perdemos grasa. Este tipo de gimnasia ayuda así a mejorar nuestra figura, sin inflar demasiado nuestros músculos. A diferencia del pilates, la gimnasia aeróbica puede ser un poco más agresiva, sin embargo siempre consiste en ejercicios con poco peso y muchas repeticiones.